Menú Carrito
2
FAQ es

Álbum de recortes CityPASS

Compra tu Boston de la ciudad

Exposiciones imperdibles para niños en el Museum of Science de Boston.

A los niños les encanta la ciencia. Así que si visitas Boston con niños, no te pierdas el Museum of Science, un museo que tiene muy en cuenta a los más pequeños de la casa. En las exposiciones del Museum of Science de Boston (entre las que se incluyen más de 700 exposiciones interactivas), podrás satisfacer al niño curioso que llevas dentro, ya que están plenamente concebidas para despertar tu entusiasmo por la ciencia y hacerte disfrutar al máximo, tengas la edad que tengas. Te recomendamos que no te pierdas las seis exposiciones de las que te hablamos a continuación. ¡Tanto tus hijos como tú os lo pasaréis en grande!

Archimedean Excogitation (hall de entrada, planta baja)

Nada más entrar en el museo, te encontrarás con la Archimedean Excogitation, la escultura audiocinética de George Rhoads. Será difícil que pases de largo, ya que se trata de una escultura de más de 8 metros de altura que demuestra la relación entre el potencial y la energía cinética mediante un complejo sistema de toboganes, bolas, engranajes, remos y poleas (imagínate una enorme máquina de Rube Goldberg siempre en movimiento).

Colossal Fossil and Dinosaurs: Modeling the Mesozoic (Blue Wing, planta baja)

No hay nadie (y repito, nadie) que se entusiasme tanto con la caca de dinosaurio como un niño. Además, los huesos, las huellas y todos los demás elementos expuestos relacionados con los dinosaurios convertirán a cualquier niño curioso en un minipaleontólogo. No obstante, las piezas centrales de la exposición son una maqueta a tamaño real de un Tyrannosaurus rex y un fósil de Triceratops llamado «Cliff», con una antigüedad de 65 millones de años. Los niños más mayores se emocionarán al saber que este es uno de los cuatro únicos Triceratops casi completos que se encuentran expuestos públicamente en todo el mundo.

Fósil de Triceratops de hace 65 millones de años en el Museum of Science. Se trata de uno de los cuatro únicos ejemplares expuestos en todo el mundo. Foto © Emily Roose.

Science in the Park (Blue Wing, piso 2)

Cuando mis hijos ven esta exposición desde lejos (en concreto, desde un parque infantil que hay dentro del museo), salen corriendo inmediatamente hacia ella. Science in the Park emplea objetos cotidianos, como pueden ser balancines, toboganes, pelotas, columpios o ruedas de bicicleta, para demostrar conceptos científicos, tale como la ventaja mecánica, la palanca, el impulso y la fuerza. Los niños pueden llevar a cabo sus propios experimentos, como lanzar un juego de luces por una pista para medir su velocidad o girar como un patinador de hielo para comprobar cómo las diferentes formas de colocar las piernas favorecen o dificultan su impulso. Son los principios de la mecánica aplicados a la vida, literalmente.

Lightning! (Theater of Electricity, Blue Wing, plantas 1 y 2)

Al entrar en el Theater of Electricity (teatro de la electricidad), lo primero que verás será algo parecido a dos esferas gigantes de metal sobre unos pedestales. Se trata del generador de Van de Graaff aislado del aire más grande del mundo. Es posible que te estés preguntando: ¿qué hace un generador de Van de Graaff? Y como podrás comprobar en un emocionante y ruidoso espectáculo de 20 minutos en directo, lo que hace esta máquina es crear rayos. (Ten en cuenta que este espectáculo es más adecuado para niños de 7 años en adelante, ya que los más pequeños pueden asustarse de los ruidos fuertes y los destellos). El espectáculo tiene lugar varias veces a lo largo del día. Comprueba el horario de antemano para poder coger un buen sitio.

Rayo creado en el generador Van de Graaff. Foto © Nicolaus Czarnecki.

Hall of Human Life (Green Wing, planta 3)

A los niños les encanta aprender cosas nuevas sobre su cuerpo y, gracias a estas 70 exposiciones interactivas, podrán descubrir una gran cantidad de aspectos sobre la biología humana relacionados con el ADN, dónde vivimos y qué comemos. A los niños les encantará preguntarse cosas como «¿Qué tal puedes mantener el equilibrio?», «¿cómo crece tu cuerpo?», «¿por qué una persona se enfría más rápido que otra?», «¿por qué algunas caras son más fáciles de recordar que otras?», «¿cuál es tu eficiencia al caminar?», « ¿cambia el tamaño de tu pupila si ves un animal?» o «¿con qué facilidad te distraes? " A mis hijos le encanta el Exploration Hub y se quedan hipnotizados con las colmenas de abejas o la incubadora de pollitos con los huevos eclosionando. Entre otras muchas actividades prácticas, pueden ensamblar un esqueleto, descubrir los nutrientes que hay en los diferentes alimentos, examinar la disección del ojo de una oveja o visitar a los monos tamarinos cabeza de algodón.

Los niños aprenden cómo funcionan sus cuerpos en el Hall of Human Life. Foto © Michael Malyszko.

The Discovery Center (Red Wing, planta 1)

Si vienes con niños, no debes perderte el Discovery Center, especialmente concebido para bebés y niños pequeños. En su «estación experimental», podrán llevar a cabo diversos experimentos y proyectos de construcción. A los niños (pequeños y grandes) les encantará el espectáculo Live Animal Story Time, que se celebra varias veces al día (Shapiro Family Science Live! Stage, Green Wing, planta baja).

Un ábaco para los más pequeños en el Discovery Center. Foto © Michael Malyszko.

Por último, asegúrate de consultar la programación que ofrecen el 4-D Theater, el Charles Hayden Planetarium y la pantalla IMAX del Mugar Omni Theater. En el momento de escribir estas líneas, se estaban proyectando respectivamente: en el 4-D Theater, The Polar Express 4-D Experience, en el planetario, The Magic Tree House: Space Mission (indispensable para los fans de Jack y Annie!) y en el IMAX, Pandas: The Journey Home. Aunque debes sacar entradas aparte para poder acceder a ellos, estos espectáculos harán que tu experiencia en el Museum of Science sea verdaderamente extraordinaria.

(Foto de Nicolaus Czarnecki)